• Citas: +52 (81) 8888 0807 - +52 (81) 8888 0806 - +52 (81) 8888 0805 - +52 (81) 8348-3498

Enfermedades en invierno

Prevención de enfermedades de las vías respiratorias

Estar informado puede evitarle enfermedades

Dr. Carlos Alfonso Arévalo Silva
Otorrinolaringología, cirugía de cabeza y cuello
contacto@drcarlosarevalo.com
Las enfermedades de las vías respiratorias aumentan en frecuencia y severidad en temporada otoñal e invernal, pero ¿por qué sucede esto?

Causas de las enfermedades respiratorias

Una de las razones es que esta temporada del año tiene las condiciones climáticas favorables para que los virus y las bacterias se desarrollen y multipliquen con mayor facilidad, pues les favorece el clima frío y húmedo propio de esta temporada. Además, en estos meses aumenta la contaminación ambiental, agravando la situación pues ambas circunstancias inflaman las vías aéreas, paralizan las vellosidades respiratorias y resecan la mucosa, preparando el ambiente idóneo para el crecimiento y multiplicación de virus y bacterias.

Un sistema inmune disminuido por cansancio, estrés, desvelos, mala alimentación o alguna enfermedad crónica degenerativa como diabetes, presión alta, entre otras, favorecen que nos contagiemos en estas temporadas de clima adverso.

¿Cómo prevenir las enfermedades?

No podemos modificar el medio ambiente, el clima ni la presencia de virus y bacterias pero sí podemos preparar nuestro cuerpo para defenderse contra estas dos amenazas.

A continuación detallo qué podemos hacer para hacer frente a las infecciones de las vías respiratorias en esta temporada invernal:

Como primer paso es tener una buena nutrición, que sea balanceada y rica en alimentos con vitaminas esenciales para el fortalecimiento de nuestro sistema inmune, por ejemplo la vitamina C, A, D y E. En esta temporada la naturaleza nos proporciona la vitamina C en los cítricos como las naranjas, las toronjas, los limones, las mandarinas, el tomate, etc.

Si por mal hábito no tenemos la ingesta adecuada de estos tipos de alimentos o no podemos hacer que nuestros hijos los coman, cabe la posibilidad de tomar un suplemento que contenga estas vitaminas. Son recomendables en estos casos los concentrados de vitaminas A, D, y C para prevenir enfermedades, las dosis varían según la necesidad, recordando que no hay que auto medicarse pues el sobre uso de ciertas vitaminas es peligroso.

Vacunación

Otra medida preventiva es la vacuna de la influenza, ésta como otras vacunas han sido falsamente satanizadas, etiquetándolas como peligrosas; sin embargo la realidad es que las vacunas son muy seguras y no causan enfermedad sobre todo la de la influenza al no ser virus atenuados, que son las que pudieran en un momento dado dar más reacción.

La intención de las vacunas es mostrar las características específicas de los virus de la influenza más comunes como la influenza A, la influenza B, la influenza H1N1 y la influenza H2N3 a nuestro cuerpo, que reconoce estas características y forma defensas para cuando el virus real entra a nuestro cuerpo e intenta enfermarnos responder de manera efectiva y de este modo no enfermar, incluso si fuera otro virus esta enfermedad será menos agresiva.

Una tercera opción son los cuidados generales, lavarse las manos constantemente, no compartir alimentos ni bebidas, procurar que los lugares de trabajo, oficina o estudio no estén completamente cerrados, que haya ventilación, que el sistema de calefacción no esté en el extremo, que esté agradable para que el cambio de temperatura al salir de un edificio climatizado no sea tan brusco, abrigarse bien, ver el pronóstico y así evitar sorpresas tomándolo sin la protección contra la lluvia o contra el frío.

Otras maneras de prevenir

Además tenemos la opción de protegernos contra enfermedades respiratorias bacterianas mediante el estímulo de nuestro sistema inmune, para esto existen varios productos en el mercado que tomándolos en esta época otoñal o antes del otoño pueden estimular la producción de defensas y de esta manera formar una especie de primera línea de células y mecanismos protectores que aunque haya el ambiente propicio para que las bacterias nos ataquen, nuestro cuerpo tenga la capacidad suficiente para responder de manera más pronta y efectiva resultando en una disminución de la cantidad y severidad de las infecciones de las vías respiratorias que pueda contraer.

Prevenir y no auto medicarse son las mejores recomendaciones para este invierno.

enfermedadesinvierno

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*