Cuello

ABSCESO PROFUNDO DE CUELLO

Absceso profundo de cuello

Absceso Profundo de Cuello

El absceso de cuello es una infección que se origina generalmente como una complicación de una infección de algún sitio en la vía aérea. Por ejemplo una infección de amígdalas que deriva en una infección periamigdalina y de ahí se extiende a partes mas profundas del cuello, en los espacios virtuales que existen en el cuello.  Para cuando el absceso de cuello es diagnosticado generalmente ya pasaron días de una infección que no ha respondido al tratamiento o de plano no se ha iniciado tratamiento alguno. Es más común que se presente en personas susceptibles que por alguna enfermedad preexistente como diabetes tenga bajas sus defensas.

El diagnóstico se hace por el conjunto de signos (lo que el médico ve) y síntomas (lo que le paciente siente), y se comprueba con un estudio de imagen generalmente ordenado a su ingreso al hospital. El estudio de elección es una Tomografía Axial Computarizada (TAC) con contraste intravenoso, en el cual se observara la dimensión exacta del absceso, hasta donde llega y además nos sirve para saber como abordarlo, como sería la mejor manera de solucionar el problema dañando lo menos posible a las estructuras vecinas.

 El tratamiento generalmente requiere de internamiento para tratamiento de antibióticos intravenosos, manejo del dolor, fiebre y vigilancia o tratamiento urgente de la dificultada para comer o respirar. En la mayoría de los casos el tratamiento medico no es suficiente y requiere de cirugía para la debridación (drenaje) del absceso con la salida del material infectado (pus) y el lavado y limpieza de los tejidos profundos (músculos, nervios arterias y venas) que se encuentran ene el cuello, ahora si los antibióticos intravenosos pueden revertir la infección.

QUISTE TIROGLOSO

Quiste Tirogloso Infectado

Quiste Tirogloso Infectado

El quiste tirogloso es un tumor benigno que se origina a partir de un vestigio embrionario de la glándula tiroides. Esta glándula tiene la particularidad de iniciar su formación en la parte posterior de lo que será la lengua, baja hacía lo que será el cuello, atravesando lo que será el hueso hioides, y llega a la posición final, justo por debajo de lo que se conoce como manzana de Adán (cartílago tiroideo).  En la mayoría de los casos este trayecto involuciona (desaparece), sin embargo en ocasiones no se desaparece y queda una minúscula apertura en el área donde inicia su formación (parte posterior de la lengua) comunicando la cavidad oral que no es estéril y en una de esas infecciones típicas de garganta las bacterias entran a través de este diminuto espacio y contaminan el tracto o ducto provocando una infección que difícilmente se soluciona con medicamentos, pues no llega a su interior el antibiótico por ser una cavidad quística. Así se presenta una recurrencia de estas infecciones requiriendo de su solución final con cirugía.

El diagnóstico es clínico, al ver una tumoración en la parte submentoniana (debajo de la mandíbula anterior), si le agregamos que esta entre el mentón y el hueso hioides y que al pedirle al paciente que saque la lengua , “la bolita” o tumoración se mueve hacia arriba, todo esto es patognomonico (clásico y específico) de esta patología.

La confirmación del diagnóstico de quiste tirogloso se hace con un ultrasonido que identifica la tiroides en su posición pretraqueal (normal) y una lesión quística (como una bolsita con líquido) entre hueso hioides y mentón o base de lengua.

El tratamiento es quirúrgico y consiste en la extracción en bloque de la tumoración, sacando el quiste con sus conexiones hacia abajo hasta el lóbulo piramidal de la tiroides y arriba hasta la base de lengua, incluyendo a su paso la porción media del hueso hioides. A esta cirugía se le conoce con el nombre del médico que la describió ”Sistrunk.” Sino se hace bien a la primera el paciente sufrirá de recurrencias y cada vez será mas difícil localizar el tejido enfermo y garantizar que no regrese.

TIROIDES

La tiroides es una glándula neuroendocrina, situada justo debajo de la manzana de Adán junto al cartílago tiroides y sobre la tráquea. Pesa entre 15 y 30 gramos en el adulto, y esta formada por dos lóbulos en forma de mariposa a ambos lados de la tráquea, ambos lóbulos unidos por el istmo. La glándula tiroides regula el metabolismo del cuerpo, es productora de proteínas y regula la sensibilidad del cuerpo a otras hormonas.

El hipertiroidismo, es consecuencia de una hiperplasia (bocio toxico) de la glándula a causa de una secreción excesiva de TSH (acrónimo ingles de “hormona estimulante de la tiroides”), o bien a la estimulación de la tiroides por TSI (inmunoglobulina tiroestimulante), que son anticuerpos que se unen a los mismos receptores que lo haría la TSH, por lo que la glándula sufre una estimulación muy intensa que causa el hipertiroidismo.
La tirotoxicosis (intoxicación por hormonas tiroideas) es el síndrome debido a una excesiva acción de las HT sobre el organismo. El exceso de HT circulantes puede deberse a una hiperfunción del tiroides, a una destrucción del tiroides con una producción ectópica de hormonas tiroideas o a una ingestión exógena excesiva de HT.

HERIDAS PENETRANTES EN CUELLO
Se define como trauma de cuello toda lesión traumática que afecte la región comprendida entre el borde de la mandíbula y la base del cráneo en su limite superior y el borde de la clavícula y la séptima vertebra cervical, en su limite inferior. Se considera que una herida es penetrante al cuello cuando atraviesa el músculo platisma.
En el cuello, cuya área solo representa 1% de la superficie corporal, se ubican numerosas estructuras y órganos vitales: laringe, tráquea, canal torácico, carótidas y venas yugulares, arterias y venas subclavias y vertebrales, columna cervical y médula espinal, nervios craneanos, plexos nerviosos, faringe, esófago, tiroides, paratiroides y glándulas salivales. Por ello toda herida del cuello debe ser considerada como potencialmente letal.
Tradicionalmente el cuello se ha dividido en triángulos según las zonas anatómicas:
ZONA I: Se extiende desde el borde superior de las clavículas, hasta el borde inferior del cartílago cricoides. El control proximal de los grandes vasos contenidos en esta área generalmente requiere toracotomía.
ZONA II: Va desde el borde inferior del cartílago cricoides hasta el ángulo de la mandíbula. Las lesiones en esta área son las de mas fácil exposición y acceso.
ZONA III: Se extiende del ángulo de la mandíbula hasta la base del cráneo. El acceso a las lesiones en esta área es difícil y generalmente requiere desarticulación de la mandíbula.
La zonificación de las heridas no es lo mas importante; si lo es poseer un buen conocimiento anatómico del cuello y tratar de establecer la trayectoria de la herida. La decisión quirúrgica se fundamenta en la demostración de compromiso de órganos vitales o de una sospecha fundamentada de que están afectados.
Las heridas penetrantes de cuello pueden involucrar: la vía aérea (traquea y laringe); el tracto digestivo superior (hipofaringe y esófago cervical); el sistema vascular (arterias carótidas, subclavia y vertebral, o venas yugulares); los órganos (tiroides, paratiroides, glándulas salivares); sistema óseo (vertebras, base del cráneo, clavícula, mango esternal, mandíbula); y el sistema nervioso (médula espinal, plexo braquial).
TIPOS DE TRAUMA
El mecanismo del trauma puede ser:
CERRADO: Se produce por procesos de aceleración y desaceleración, contusión, ahorcadura o estrangulación. Puede producir fractura o dislocación de la columna cervical, oclusión de las arterias carótidas, lesiones de la laringe y traquea, o hemorragia y hematomas internos.
ABIERTO: Por lesiones con armas blanca (cortante y punzante) y por armas de fuego.
ASPIRACIÓN: Casi siempre por ingestión de cuerpos extraños.
IATROGÉNICO: Después de procedimientos como endoscopias, colocación de catéteres y sondas e intubación

PARATIROIDES

Las glándulas paratiroides son glándulas endocrinas situadas en el cuello, generalmente localizadas en los polos de la glándula tiroides, que producen la hormona paratiroidea o paratohormona. Por lo general, hay cuatro glándulas paratiroides, dos superiores y dos inferiores, pero de forma ocasional puede haber cinco o mas. Cuando existe alguna glándula adicional, esta suele encontrarse en el mediastino, en relación con el timo, o dentro de la glándula tiroides.
La estructura anatómica de las glándulas paratiroides puede recordar la forma de unas lentejas, ya que tienen unas proporciones aproximadas de 5x2x3 mm, de forma oval o elongada, con un peso de 30 mg cada una. Su color es variable entre tonos amarillos, rojizos o marronaceos y tiene consistencia blanda. Tienen una vascularización muy rica, por lo que ante procesos quirúrgicos sangran con mucha facilidad.Las glándulas paratiroideas inferiores se encuentran en estrecha relación con la arteria tiroidea inferior y el nervio laríngeo recurrente. Por otro lado las glándulas superiores están en relación con la arteria tiroidea superior.
Con respecto a su irrigación podemos decir que las arterias son voluminosas, teniendo en cuenta las dimensiones pequeñas de las glándulas paratiroides. La paratiroides superior recibe una rama arterial procedente de la arteria tiroidea superior, y la paratiroides inferior de la arteria tiroidea inferior.
Los linfáticos drenan con las glándulas tiroides en los ganglios cervicales profundos y en los paratraqueales.
Histologicamente están rodeadas de una cápsula y están formadas por tres tipos de células, las células principales encargadas de la producción de paratohormona, las células oxifilas y las células acuosas de las que se desconoce su función.
La hormona paratiroidea participa en el control de la homeostasis del calcio y fósforo, así como en la fisiología del hueso.
El exceso de función de las glándulas paratiroides se conoce como hiperparatiroidismo, y suele cursar con elevación de los niveles plasmáticos de calcio y fragilidad osea, que condiciona una mayor susceptibilidad a padecer fracturas. La función insuficiente de las glándulas paratiroides (hipoparatiroidismo) es mucho menos frecuente, y generalmente se presenta tras una cirugía sobre la glándula tiroides, que conlleva la existencia de hipocalcemia. Existen algunas enfermedades mucho mas raras, que parecen deberse a alteraciones en el receptor de la hormona paratiroidea, como la condroplasia metafiseal de Jansen y la condroplasia de Blomstran.

TRAQUEOTOMÍA

La traqueotomía es el procedimiento quirúrgico mediante el cual se hace una incisión en la traquea para extraer cuerpos extraños, tratar lesiones locales u obtener muestras para biopsias y, a diferencia de otros procedimientos similares, supone el cierre inmediato de la incisión traqueal.
Este termino no debe ser confundido (aunque es frecuente incluso en la literatura medica) con otros procedimientos quirúrgicos como la traqueostomía (abertura realizada en la traquea en la cual se inserta un tubo o cánula para facilitar el paso del aire a los pulmones), la realización de un traqueostoma (abocadura de la traquea a la superficie del cuello para laringectomizados) o la cricotirotomía (procedimiento de urgencia realizado entre los cartílagos tiroides y cricoides).
Son muchas las enfermedades y situaciones de urgencia que hacen necesaria la traqueotomía.

CÁNCER

El solo mencionar la palabra cáncer es difícil para la mayor parte de la gente, pues para muchos es sinónimo de muerte.
Sin embargo no en todos los casos es así, existen mas de 100 tipos de cáncer y no todos son iguales en su agresividad ni en su comportamiento, y por lo tanto no todos son igual de letales.
Independientemente de la agresividad del cáncer un factor muy importante para la sobrevida es la oportunidad del diagnóstico, entre mas rápido se diagnostique y trate mejor pronostico habrá pudiendo incluso erradicarse y sanarse al 100%.
Por otro lado hay también sus excepciones en las que no importa lo oportuno del tratamiento el desenlace será fatal, pero el manejo podrá lograr una mejor sobrevida y mejor calidad de vida hasta el desenlace final.
Para entender el cáncer hay que saber que nuestro cuerpo esta formado por órganos y tejidos y estos a su vez están formados por millones de células que siempre están renovándose a diferente velocidad, desde los que a diario se recambian de manera importante como el recubrimiento de las mucosas (boca, nariz, etc.) y los que casi nunca se reemplazan como el músculo y las neuronas.
De hecho el reemplazo celular en el sistema nervioso (neuronas) se puede decir que es nulo pues es tan lento que se ha demostrado que se forma primero fibrosis antes de que se logren recambiar las células nerviosas.
En el cáncer este proceso ordenado de reemplazo de células se altera y empieza una división celular acelerada y con células defectuosas lo que ocasiona la formación de masas dismorficas del tejido u órgano en cuestión lo que se denomina tumor. Los tumores pueden ser benignos o malignos, a los malignos se les llama cáncer.
La diferencia principal entre el tumor benigno y el maligno es que en el tumor benigno el problema generalmente es local, es decir solo va a alterar el sitio donde crece por el lugar que ocupa y las estructuras que desplace o lastime con su crecimiento.
En cambio una tumoración cancerígena o (maligna) además de crecer de manera desorganizada y afectar localmente también envía células cancerígenas (alteradas) a otras partes del cuerpo y causa trastornos locales y a distancia al mismo tiempo; a estas lesiones distantes se les conoce como metástasis.
Si usted presenta alguna tumoración o crecimiento anormal de alguna parte de su cuerpo por mas de dos semanas y que con el tratamiento medico que reciba no haya mejoría en a lo mucho 2 semanas; acuda con un especialista, según el sitio afectado, si es en el área de oídos nariz, garganta o cuello, conmigo podrá encontrar la vía mas rápida y segura para realizar el diagnostico preciso y tratamiento oportuno, pues entre mas pronto se diagnostica un tumor mejor es el pronostico.